¿A qué se debe el insomnio y cómo modificar este trastorno?

¿A qué se debe el insomnio y cómo modificar este trastorno?

Última actualización: 03-01-2019. Equipo Nutricioni

El sueño es un fenómeno activo, un estado de conciencia dinámico, en el que ocurren grandes cambios en el funcionamiento del organismo. Estos cambios se dan en la presión arterial, en la frecuencia cardíaca y respiratoria, en la secreción hormonal, entre otros.

Es por ello y más, que,  cuando padeces de una alteración excesiva del sueño es muy importante tomar las medidas  pertinentes para controlar y eliminar este trastorno común del sueño, que se le da el nombre de Insomnio.

Pero, ¿a qué se debe el insomnio?

Existen diversos elementos que influyen en la imposibilidad de poder dormir, tales como el estilo de vida, el estrés, la ansiedad, algunas sustancias como el café y otros estimulantes. También los productos que contienen nicotina, el alcohol y otros sedantes.

Los cambios de huso horario pueden alterar nuestro sueño, al tener que adaptarnos a nuevos horarios podemos ser víctimas de la falta de sueño.

El trastorno del sueño puede tener diversos orígenes:

Circunstancias movilizadoras de estrés, ya sea temporal o crónico. Puede ser por problemas de cualquier índole familiar, sexual, económicos, etc.

Un factor muy común, es por el estado físico de la cama donde reposa.

Costumbres irregulares del sueño, del mismo modo, los cambios reiterados de horarios a la hora de ir a dormir o de despertarse.

Malos hábitos alimenticios, cenas pesadas o todo lo contrario, ir a la cama con hambre.

Ingerir sustancias estimulantes para el sistema nervioso, como el té, el café, alcohol o bebidas con cola. Aquí podemos incluir el consumo de tabaco y drogas varias.

Luego de intervenciones quirúrgicas, pues las anomalías orgánicas que están acompañadas de dolor con frecuencia son causa de dificultades para dormir.

La abstinencia, tanto del alcohol y otras sustancias que deprimen el sistema nervioso.

Los medicamentos, esto sucede como efectos secundarios de ellos.

Alteración por estrés post-traumático luego de algún accidente de cualquier índole; ya sea un golpe, o de politraumatismo. Asimismo de alguna situación estresante, usualmente intensa y repentina.

Estados de ansiedad excesiva, por estados de crisis depresiva o ansiedad extrema.

Pero, ¿qué es el sueño?

El sueño es una necesidad vital de los seres humanos. Es un estado de reposo donde se restablecen las funciones básicas del organismo para su pleno rendimiento.

Antiguamente se pensaba que el sueño era un estado pasivo del organismo;  pero con los avances de la ciencia se han descubiertos nuevos objetivos del sueño.

De allí las respuestas de la pregunta ¿Por qué necesitamos dormir? Pues, dormir le da al organismo completo, tiempo para recuperarse de las actividades diarias.

Luego de un sueño reparador el individuo se desempeña mejor, tanto física como intelectualmente, hasta las emociones pueden conducirse mejor.

Dormir nos permite sentirnos más alerta, positivos y a tener mejores relaciones interpersonales; de la misma manera, nos ayuda a combatir las enfermedades.

La privación del sueño puede generar cambios de índole fisiológica, las cuales pueden acarrear enfermedades físicas como la diabetes, las cardiovasculares y las psiquiátricas, entre otras.

Por todo lo expuesto anteriormente, te invito a que vayamos un poco más allá para conocer sobre el insomnio, sus efectos sobre nuestro organismo y cómo contrarrestar trastorno común del sueño.

El insomnio, un trastorno que trastorna

Es una alteración del sueño común, es cuando se tiene problemas para conciliar el sueño o quedarse dormido. Como consecuencia, la persona dormirá poco o su sueño será de baja calidad, evitando que disfrutes de una vida saludable.

El insomnio puede ser agudo, siendo el más común y normalmente se debe a situaciones de estrés, ya sea en el trabajo, en la familia o por situaciones traumáticas. Es de corta duración, puede durar días o semanas.

Mientras que el insomnio crónico dura más de un mes. Frecuentemente es como resultado de otro problema. Las medicinas y ciertos problemas de salud son algunos de las razones que ocasionan el insomnio.

El insomnio puede ocasionar agotamiento y falta de energía durante el día; también puede generar sensación de angustia e irritabilidad.

La falta de concentración en la ejecución de las tareas, así como la deficiencia al momento de acordarse de las cosas y en el desarrollo normal de la vida cotidiana.

El insomnio es por la falta de cantidad o calidad del sueño, puede ser por dificultad al momento de conciliar el sueño o de mantenerlo durante toda la noche. Quizás al despertar a medianoche cueste volver a dormir.

Como ya es sabido, la falta de sueño puede traer como consecuencia malestares que afecten la esfera social, laboral o académica; pudiendo alterar el comportamiento de la persona.

El descanso es indispensable para el cuerpo, contribuye a la restauración y conservación de energía, así como la regulación de la temperatura corporal.

Consecuencias del insomnio

La falta de cantidad y calidad el sueño, puede acarrear múltiples y varias consecuencias, que influyen de manera negativa en nuestras emociones y físico, tales como:

En el ámbito emocional: la depresión, irritabilidad, conflictos interpersonales.

En el ámbito cognoscitivo, dificultad de concentración, dificultades de memorización, deterioro en la flexibilidad, en la originalidad del pensamiento.

En el rendimiento diario, la somnolencia diurna cansancio constante, accidentes de tráfico o laborales, desorientación existencial, deterioro de la respuesta motora, retraso en la capacidad de reacción ante estímulos, etc.

En el ámbito físico se pueden experimentar  cambios sensoriales, por ejemplo: como la reducción del campo visual y el enlentecimiento del habla.

Se ha determinado que sufrir de insomnio de manera continua está relacionado como un factor influyente en el desarrollo de ciertas enfermedades.

Algunas consecuencias del insomnio relacionadas a la salud física, son:

Conducir a la depresión, la falta de sueño produce modificaciones químicas en el cerebro que alteran el estado de ánimo.

Compromete el sistema inmunológico; con cuatro horas de sueño cada noche, se tiende a disminuir la producción del número de anticuerpos contra la gripe en un 50%, en comparación con los que duermen de siete a ocho horas.

Puede causar presión arterial alta si se duerme menos de seis horas por noche.

Conduce a enfermedades cardíacas, las personas que sufren insomnio continuado, tienden a tener el triple de probabilidades de desarrollar problemas cardíacos, comparados con población que disfruta de un sueño reparador.

Puede producir diabetes. La falta de sueño puede llevarnos a la resistencia a la insulina; por lo tanto, conducir al desarrollo de diabetes tipo 2.

Los especialistas de la salud comentan que menos de cinco horas de sueño puede ocasionar exceso de peso, el cual se acumula alrededor de la sección media del cuerpo, esto debido a los altos niveles de cortisol en el cuerpo después de dormir.

Solamente una noche de privación del sueño, puede provocar que las líneas finas y las arrugas sean más visibles. Esto se debe al hecho de que una noche sin dormir o mal sueño puede secar la piel, dejándola menos elástica.

Tipos de insomnio

Existen múltiples tipos de insomnio, cada uno de ellos puede afectar de un modo determinado, todo depende de la que genera este trastorno del sueño.

Según el origen del insomnio

Esta clasificación se deriva de donde se produce el insomnio y puede ser:

Intrínseco. Altera el funcionamiento del cerebro, causando el síndrome de las piernas inquietas, por ejemplo.

Extrínseco. Su origen está relacionado con la dinámica de interacción con el entorno. Por ejemplo: el consumo de estimulantes, los cambios de husos horarios, etc.

Según su intensidad

Al clasificar la falta de sueño por su severidad, existen los siguientes tipos de insomnios:

De tipo leve, es cuando el insomnio afecta solamente de un modo superficial y transitorio la vida diaria y su salud.

De tipo moderado, con este tipo de insomnio las rutinas diarias se ven afectadas por el cansancio y problemas de concentración.

De tipo severo. La salud se afecta en gran escala. Se le anexan problemas de memoria, de visión, mal humor y un bajo nivel de energía para llevar a cabo tareas importantes.

Según su duración

Esta clasificación está basada en el tiempo que se padece.

Insomnio Crónico.  Es cuando la falta de sueño dura más de cinco o seis meses, es complicado de cambiar, pues modificar la rutina de quien lo padece no es nada fácil.

Insomnio transitorio, se considera temporal cuando los síntomas duran más de cuatro semanas.

Insomnio a corto plazo. Son los casos en que el insomnio puede sobrepasar el mes pero antes de considerarse crónico desaparece.

Según la naturaleza de sus síntomas

Por las características de los tipos de insomnios, están:

De conciliación, este trastorno del sueño emerge a la hora de concertar el sueño, aunque luego de empezar a descansar se disfruta de un sueño tranquilo.

De mantenimiento, en este caso el problema es mantener el sueño, la persona que lo padece se despierta varias veces en el transcurso de la noche, por ello no se descansa bien.

De despertar precoz, quienes sufren de este insomnio se despiertan mucho antes de lo que el cuerpo necesite.

Otros tipos de insomnio, ¿cómo afecta a la mujer?

Insomnio primario, es un trastorno independiente, por lo general dura menos de un mes.

Existen muchas situaciones en la vida que pueden ocasionar  insomnio primario, se puede originar por un estrés prolongado, situaciones que alteran emocionalmente.

Los cambios de huso horario pueden alterar las costumbres de sueño y por lo tanto, generar insomnio primario.

Insomnio Secundario, Como su nombre lo indica este trastorno es un efecto secundario de otro problema, frecuentemente es un síntoma de desorden emocional o neurológico; también se puede incluir los alteraciones médicas.

Algunos de los desórdenes emocionales que pueden provocar insomnio son la ansiedad, la depresión, estrés postraumático.

En el caso de los trastornos neurológicos, entre las causas más comunes están el Mal de Parkinson y el Alzheimer.

El insomnio es más frecuente en las mujeres; ya que, al desenvolverse en múltiples áreas de la vida diaria, como la maternidad, profesión, aunado a las labores en el hogar.

La suma de todos esos roles que desempeña puede, en muchas ocasiones salirse de sus manos, agotarla y producirle estrés con un exceso de preocupación.

Es una característica particular de las mujeres estar pendiente de todo, tendiendo a preocuparse de más. Ellas viven en un estado de alerta continuamente.

Del mismo modo, influyen los cambios hormonales, los cuales también repercuten en el descanso.

Además, con el paso de los años, se segrega menos melatonina y como consecuencia se duerme peor.

Combatiendo el insomnio

Los médicos confirman que en la mayoría de los casos el insomnio no es una enfermedad sino una consecuencia, puede ser de malas costumbres o de algún padecimiento.

Es por ello que,  es primordial identificar el origen de la falta de sueño.

Si es por alguna dolencia o enfermedad es necesario que acudas a tu médico de confianza para que combatas la afección de manera adecuada.

Existen varias opciones de las cuales puedes echar mano y otras tantas que será necesario que dejes de hacer, para combatir el insomnio, algunas son:

  • Respeta tus horarios

Lo Ideal es tener horarios establecidos y respetarlos, como acostarse y levantarse la mayoría de las veces a la misma hora.

Los cambios constantes en las horas de sueño pueden aumentar la probabilidad de que se generen dificultades para dormir.

  • Cambia de hábitos

Implantar conductas rutinarias que contribuyan a un sueño reparador. Esto es importante para tener una vida saludable.

Disminuir el ruido, la luz, las temperaturas mientras duermes. Todo distractor que interfiera en tu sueño. Aquí se incluyen todo tipo de aparatos electrónicos.

En el día sea más activo, caminando o haciendo ejercicios.

Evite ver televisión ni usar la computadora tiempo antes de dormir.

  • Trata de estar relajado a la hora de dormir

Esa rutina le dará señales a tu cerebro y cuerpo que se acerca la hora de dormir y las rutinas de relajación instarán a tu cerebro a tranquilizarse.

  • Vigila tu alimentación

Antes de dormir, evite comidas pesadas.

Una comida liviana te ayudará a entrar al sueño, aunque es importante que no es recomendable dormir con hambre.

Consumir la fórmula avanzada de sueño; MelAmino te ayudará a mantener un buen sueño. MelAmino tiene aminoácidos como L Teanina que es un agente calmante.

También contiene un sustituto de la melatonina producida por el organismo, la cual ayuda a aumentar el sueño.

Para obtener de un sueño reparador sin el uso de drogas que causan dependencia, MelAmino Es una combinación de aminoácidos y sustancias no modificadas genéticamente.

Otro componente del MelAmino es el GABA que es un neurotransmisor inhibidor que minimiza el dolor y produce calma durante el sueño.

Otras recomendaciones para controlar el insomnio

  • Haz ejercicios

Lo ideal es practicar ejercicio de 30 a 45 minutos, unos 3 o 4 días a la semana. Aunque no en las 3 horas previas a dormir, para no activar el sistema nervioso.

El continuo ejercicio en horas de la tarde puede ayudar a que el sueño sea más profundo.

Además que el ejercicio ayuda a disminuir el estrés, siendo de gran utilidad para mejorar la calidad del sueño.

  • Arregla el sitio donde duermes

El ordenar la habitación todos los días tiende ayudar a mejorar la calidad del sueño. Para que luego de un día ajetreado tengas un lugar adecuado para dormir.

Haz que tu área de dormir sea dentro de lo posible, lo más acogedora y relajante posible. El simple hecho de mejorar el área de dormir contribuye a mejorar la calidad de sueño.

Lo recomendable es que la cama sólo se use para dormir y para tener sexo. Es decir, no asociar el dormitorio con nada diferente al sueño.

  • Practica la relajación

Probando hasta conseguir lo que te funcione. Algunas opciones son:

Beber algo tibio pero sin cafeína. Leer un libro. Escuchar música relajante. Tomar una ducha tibia. Meditar. Aprenda técnicas de relajación, practicar yoga, respiraciones profundas.

Remedios caseros para combatir el insomnio

Para no pasar las noches dando vueltas en la cama, aquí te dejo algunos remedios naturales para aliviar el insomnio.

Leche caliente. La leche contiene melatonina, relacionada con el sueño profundo.

Imagen en primer plano de mujer viendo al frente mientras sostiene un vaso de vidrio con leche

La Valeriana. Tiene propiedades sedantes, ayuda a conciliar el sueño y hacerlo de manera más profunda. Tomar una infusión de esta raíz es bueno para estimular el sueño.

La melisa. También conocida como hoja de limón, se consume preferiblemente en infusión.

A las hojas de limón se le atribuyen propiedades relajantes y tonificantes.

La Tila. Es un efectivo sedante y ansiolítico con propiedades antiespasmódicas y combate la tensión muscular

Lechuga. Una infusión de lechuga puede contribuir a conciliar el sueño y dormir mejor, asimismo alivia los dolores ligeros.

Lavanda. Su aroma ayuda a relajar el sistema nervioso, combatiendo el estrés y, por ende a conciliar el sueño. Se puede usar para aromatizar la habitación o como infusión para aliviar el insomnio.

No se deben usar estimulantes para dormir.

Un estimulante popular del sistema nervioso es la cafeína, por lo tanto, se debe interrumpir su consumo unas 4 a 6 horas antes de acostarse. El café, el té negro, chocolate caliente, chocolate amargo, refrescos y bebidas energizantes son fuentes de cafeína.

La nicotina es otro que entra en ésta lista y se debe evitar cerca de la hora de acostarse y si se despierta a media noche.

Limitar la ingesta de alcohol es importante, aunque ayuda a dormir al principio, el alcohol evita que se llegue a un sueño profundo y reparador más tarde.

El azúcar es otro estimulante, se debe evitar por lo menos una hora antes de dormir.

El insomnio es un trastorno que altera nuestro sueño y cuando lo sufrimos puede ser una alarma que se ha encendido para redimensionar nuestros hábitos diarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *