¿A qué nos referimos cuando hablamos de corteza cerebral?

¿A qué nos referimos cuando hablamos de corteza cerebral?

Última actualización: 06-12-2018 por Editora Sara.

La corteza cerebral es el tejido nervioso que cubre la superficie de los hemisferios cerebrales, alcanzando su máximo desarrollo. Es aquí donde ocurren la percepción, la imaginación, el pensamiento, el juicio y la decisión.

La delgada capa está fuertemente circunvolucionada. Dicha capa contiene aproximadamente diez mil millones de neuronas y cerca de cincuenta trillones de sinapsis.

Tales redes neuronales en la corteza, macroscópicamente, se observan como materia gris.

Desde el punto de vista estructural, se observan tres tipos comunes de corteza:

Isocorteza (o neocorteza), que es la último en aparecer en la evolución del cerebro, es la encargada de los procesos de raciocinio, es, por así decirlo, la parte del cerebro consciente.

Paleocorteza, se origina en la corteza olfativa.

Arquicorteza, constituida por la formación del hipocampo, es la parte "animal" o instintiva, la parte del cerebro que se encarga de la supervivencia.

El córtex es de aparición relativamente reciente si se compara con las otras áreas del sistema nervioso central.

Dentro del córtex, se pueden observar áreas más modernas y con capacidad de procesar mejor la información.

El lóbulo tiene las neuronas relacionadas con la comprensión de la memoria, lenguaje y aprendizaje.

El lóbulo frontal tiene la corteza motora primaria, en la cual están todas las neuronas que controlan los músculos del cuerpo.

El lóbulo parietal aloja a la corteza somatosensorial primaria, compuesta por neuronas relacionadas con el tacto, también se organiza en función de las partes del cuerpo.

El lóbulo occipital principalmente tiene la corteza visual primaria, que se encuentra en la parte inferior, procesa información visual que llega de la retina.

Composición y estructura de la corteza cerebral

Cada capa de la corteza cerebral tiene una especialización, de tal forma que podemos clasificarla utilizando varios parámetros.

La capa cuatro es necesaria para recibir información que proviene del tálamo y para estar colonizada por neuronas pequeñas.

Las capas superiores (capas supra granulares) poseen células de pequeño y mediano tamaño cuya principal función es conectar distintas áreas corticales.

Las capas inferiores tienen neuronas medianas y grandes, que proyectan principalmente a estructuras subcorticales.

Así, mientras la capa seis va a proyectar básicamente al tálamo, la capa cinco va a dar lugar a proyecciones a estructuras colocadas en el cerebro medio, posterior y médula espinal.

La corteza cerebral está colonizada por multitud de poblaciones neuronales distintas; sin embargo, estas poblaciones se pueden reunir en dos grandes grupos.

Estos grupos son interneuronas o células de proyección intracortical y células piramidales de proyección a larga distancia.

En el cerebro humano, los patrones de activación neuronal son la forma de conexiones estructurales subyacentes, que forman una densa red de fibras y vías de vinculación de todas las regiones de la corteza cerebral.

El análisis computacional de la compleja red cerebral muestra regiones de la corteza que están conectadas y muy centralizadas, creando un núcleo estructural del cerebro humano.

Las conexiones neuronales de la corteza son estimuladas por la información y se fortalecen y vinculan al contexto emocional en que se forman.

Dentro del cerebro. Concepto de neuronas y sistema nervioso. Fondo beige.

Una vez codificada una memoria reside en la región de la corteza en la que la información fue percibida y procesada.

Localización y funciones que cumple la corteza cerebral

El hemisferio cerebral está cubierto por una capa delgada de materia gris llamada corteza cerebral.

Esta capa delgada de tejido es de color gris y contiene cuerpos de células neuronales, soma, que no están cubiertos con el aislamiento que hace que la mayor parte del cerebro aparezca de color blanco.

Esta región del cerebro está formada por 6 capas horizontales que contienen diferentes tipos de conexiones neuronales y neuronas.

La región externa del cerebro es la corteza cerebral. Consta de cuatro lóbulos, es una capa externa altamente torcida o doblada del cerebro.

Las circunvoluciones se conocen como giros separados por surcos no tan profundos y separan el hemisferio cerebral en lóbulos.

Donde se encuentra el lóbulo frontal es antes del lóbulo parietal. Esto es, a su vez, anterior al lóbulo occipital.

Al costado del hemisferio cerebral está el lóbulo temporal. Ahora debe saber cuáles son las funciones de la corteza cerebral.

La corteza cerebral cubre más de 2/3 del cerebro humano y se divide en los hemisferios derecho e izquierdo.

Ambos Hemisferios del Cerebro

Es la región más desarrollada del cerebro, especialmente en los humanos. Su función implica procesos tales como pensar, percibir, procesar y comprender idiomas.

Hay áreas funcionales de este órgano que ayudan en el procesamiento de la información. Estas áreas operativas son muy importantes para llevar a cabo procesos de pensamiento y razonamiento.

Como se puede notar, dichas funciones son muy importantes para la vida en general. ¿No cree que mantener su cerebro en buen estado es importante? MetaMente es el indicado para esto.

Función de los diferentes lóbulos de la corteza cerebral

  • Lóbulo frontal: implica la resolución de problemas, la planificación y la toma de decisiones.  Otras funciones incluyen funciones motoras, juicio, impulso de control y memoria.
  • Lóbulo parietal: incluye la recepción de información sensorial del cuerpo y el procesamiento de esta información para llevar a cabo la acción apropiada.

Otras funciones incluyen la orientación espacial, el habla, la percepción visual, la cognición, así como la sensación de dolor y tacto.

  • Lóbulo occipital: la función del lóbulo occipital incluye ayudar a ver. Se encuentra en el extremo de la cola de la corteza cerebral y ayuda a controlar la visión, así como a reconocer los colores.
  • Lóbulo temporal: ayuda a escuchar, comprender y expresar emociones, y ayuda en la memoria y el procesamiento del lenguaje. El lóbulo temporal está ubicado anterior al lóbulo occipital y lateral a la Fisura de Sylvius.

Las otras áreas funcionales incluyen las siguientes:

  • Área de asociación auditiva: esta es la región donde se realiza el procesamiento complejo de la información auditiva.
  • Corteza auditiva: esta región participa en la detección de la calidad del sonido, como el volumen, el tono.
  • Área de Broca: esta es la región de producción y articulación del habla.
  • Corteza prefrontal: la región para la resolución de problemas, emociones, pensamientos complejos.
  • Corteza motora primaria: esta área ayuda en la iniciación de movimientos voluntarios del cuerpo.
  • Corteza somatosensorial primaria: aquí es donde se recibe la información táctil del cuerpo.
  • Corteza visual: Los estímulos visuales simples se encuentran en esta área.

Al final, se pueden resumir las funciones como la detección e interpretación de diversos estímulos recibidos por el cuerpo, como la visión, la audición, el tacto, el dolor.

La corteza cerebral también está involucrada con las funciones cognitivas, como los pensamientos, la información y percepción.

Trastornos que afectan principalmente la corteza cerebral

Una serie de trastornos resultan del daño o muerte de las células cerebrales de la corteza cerebral. Los síntomas experimentados dependen del área de la corteza que está dañada.

Apraxia: es un grupo de los trastornos que se caracterizan por la incapacidad de realizar ciertas tareas motoras, aunque no hay daños en la función nerviosa motora o sensorial.

Las personas pueden tener dificultades para caminar, poder vestirse o no pueden usar objetos comunes de manera adecuada.

La apraxia se observa a menudo en las personas con enfermedad de Alzheimer, trastornos de Parkinson y trastornos del lóbulo frontal.

Agrafia: el daño al lóbulo parietal de la corteza cerebral puede causar una afección conocida como agrafia. Dichas personas tienen problemas para expresar conceptos por medio de la escritura o no pueden escribir.

Ataxia: el  daño a la corteza cerebral también puede resultar en ataxia. Estos tipos de trastornos se caracterizan por una falta de coordinación y equilibrio.

Los individuos no pueden realizar movimientos musculares voluntarios sin ningún tipo de problemas.

La lesión de la corteza cerebral también se ha relacionado con trastornos depresivos, dificultad en la toma de decisiones, falta de control de los impulsos, problemas de memoria y problemas de atención.

Alzheimer que se presenta generalmente después de 40 años.

Persona mayor que. sufre de alzhaimer

Demencia con cuerpos de Lewy: se presenta mayormente en ancianos. Sus lesiones se localizan en la corteza, ganglios basales y sustancia negra.

Demencia frontotemporal: genera lesiones que se localizan en la corteza cerebral, es similar a la enfermedad de Alzheimer.

Presenta disminución del peso del cerebro; mayor grado de atrofia que la enfermedad de Alzheimer. En muchos casos, la atrofia se produce principalmente en los lóbulos frontal y temporal.

Es genial llegar a la vejez y que su cerebro esté en perfectas condiciones. Puede proporcionar una ayuda para que esto suceda con el suplemento natural MetaMente.

La nutrición puede afectar o mejorar la función cerebral

Sin muchos nutrientes diferentes, su cerebro no se desarrolla y funciona correctamente. La pérdida de concentración, la irritabilidad y los dolores de cabeza pueden atribuirse a una mala alimentación.

Necesita muchos nutrientes como la colina (que se encuentra en las yemas de huevo, el hígado y el germen de trigo).

También el DHA (un ácido graso omega-3 que se encuentra en el pescado y la leche materna) son importantes para el desarrollo adecuado del cerebro en una etapa temprana de la vida.

A lo largo de la vida, necesita la tirosina, que se encuentra en los alimentos con proteínas, y la vitamina C para producir los neurotransmisores que transmiten señales entre las células cerebrales.

Los antioxidantes y los ácidos grasos esenciales también ayudan a proteger las células cerebrales del daño diario y el deterioro relacionado con la edad.

Su cerebro también consume mucha energía. De toda la energía que se necesita para impulsar las múltiples funciones y actividades de su cuerpo, su cerebro absorbe aproximadamente el 20%.

Las vitaminas B y el hierro son fundamentales para el metabolismo de la energía celular que mantiene las luces encendidas allí.

En otras palabras, la función cerebral saludable y el desarrollo requieren una buena nutrición en general.

Por el contrario, las deficiencias serias de nutrientes definitivamente pueden perjudicar sus capacidades cognitivas.

Mejorar su estado general de nutrición puede tener algunos efectos modestos, especialmente si su estado nutricional no es tan bueno para empezar.

MetaMente con sus ingredientes naturales, puede aportar nutrientes a su cerebro. Pruébelo y verá grandes resultados.

Cualidades específicas nutritivas para la función cerebral

Es importante en todas las edades concentrarse en consumir una dieta bien redondeada con todos los nutrientes esenciales.

Esto es verdaderamente importante para los bebés y niños cuando están en las épocas de desarrollo neurológico.

Diferentes alimentos proporcionan nutrientes que tienen diferentes acciones en el desarrollo, maduración, crecimiento y protección del cerebro.

Quizás uno de los mayores efectos de la nutrición en el funcionamiento del cerebro está en nuestra cognición.

Los efectos de una dieta deficiente, los patrones de sueño, la energía y el estado de ánimo, afectan indirectamente el funcionamiento cotidiano del cerebro, en el trabajo o en la escuela.

La cognición también se ve afectada indirectamente por el desarrollo de otras funciones cerebrales.

Por ejemplo, la nutrición es esencial para el desarrollo de los sistemas sensoriales, como la audición y la visión, la integración de estos procesos, el sistema sensoriomotor.

Un ejemplo de una función sensoriomotora sería ver una pelota (sensorial) y levantar las manos para atraparla (motor).

Estos procesos maduran antes de la cognición, ya que son componentes esenciales necesarios para el aprendizaje y la memoria.

Los efectos directos de la nutrición en la cognición se observan durante el desarrollo neurológico y luego nuevamente durante el proceso de envejecimiento.

Especialmente en estos momentos, los nutrientes son de suma importancia para optimizar la forma en que el cerebro piensa y funciona.

Consejos para optimizar tu función mental

Aunque no se ha descubierto algún alimento que haga más inteligente, tener buenas decisiones pueden ayudar definitivamente a lograr eficacia en tus tareas cognitivas.

  • Come una dieta saludable. Debes asegurarte de que tu cerebro tenga todos los nutrientes que necesita para funcionar correctamente.
  • Come una amplia variedad de alimentos integrales, incluidas algunas fuentes de proteínas, muchas frutas y verduras, cereales integrales, nueces, semillas, pescado y otras fuentes de grasas saludables.
  • No pienses con el estómago vacío. Los niños que desayunan bien pueden concentrarse y aprender mejor.
  • Aunque los efectos no son tan dramáticos en los adultos, probablemente no vas a hacer tu mejor trabajo con el estómago vacío. Eso no significa que tengas que comer constantemente durante el día.
  • De hecho, de vez en cuando comer un poco más entre comidas podría mejorar la salud del cerebro a largo plazo.
  • Evita las comidas grandes y los alimentos con alto contenido de azúcar. Después del zumbido inicial del azúcar, las grandes dosis de azúcar tienden a tener un efecto sedante o sordo en la función mental.
  • Las comidas muy grandes pueden tener el mismo efecto. En su lugar, alimenta tu rendimiento máximo con una comida de tamaño moderado que enfatice las proteínas y los carbohidratos de combustión lenta.
  • Considera el uso juicioso de la cafeína. Aunque no te hace más inteligente, un poco de cafeína, como la cantidad de una taza de café o un par de tazas de té, puede aumentar tu estado de alerta.

Taza de Café Caliente

  • No escatimes en dormir o hacer ejercicio. Eso no es técnicamente un consejo nutricional, pero el sueño y el ejercicio regulares trabajan de la mano con una buena nutrición.

Vitaminas recomendadas para la salud cerebral

Las vitaminas desempeñan un papel esencial respecto al metabolismo energético, como también en las reacciones y procesos enzimáticos neurológicos.

Los micronutrientes están específicamente involucrados en la producción de lípidos funcionales del cerebro, neurotransmisores, ADN y ARN.

Vitamina B12: La deficiencia de vitamina B12 está relacionada con la atrofia cerebral. La carne de res magra, el salmón y los huevos son buenas fuentes de vitamina B12

Vitamina D: recientemente se ha determinado que la vitamina D es un neuroesteroide importante y sus receptores están muy extendidos en todo el cerebro.

Una deficiencia de vitamina D a veces se acompaña de depresión, psicosis y ansiedad. En consecuencia, se ha demostrado que la terapia con vitamina D proporciona efectos que elevan el estado de ánimo.

La epilepsia se ha asociado con un déficit de vitamina D, lo que sugiere que su uso podría desarrollarse como un posible tratamiento complementario para la enfermedad en el futuro.

También se cree que la vitamina D desempeña un papel en la regulación del comportamiento.

Los receptores de este micronutriente se extienden en áreas del cerebro responsables de la conducta mediadora, como por ejemplo el sistema límbico.

Las mejores fuentes de vitamina D incluyen los pescados grasos, los huevos y las margarinas fortificadas con vitamina D.

Fuentes de proteínas de origen animal y vegetariano, sobre mesa de mármol

Proteína: la ingesta de proteínas es esencial para la producción de neurotransmisores vitales, entre ellos la dopamina, noradrenalina, histamina y glicina.

Una de esas proteínas es el triptófano, un precursor de la serotonina que tiene efectos sobre el estado de ánimo y la memoria.

La proteína se encuentra principalmente en la carne, pescado, pollo, huevos, hígado y riñón, legumbres, nueces, semillas de girasol y semillas de sésamo.

Minerales recomendados para la salud del cerebro

Yodo: este micronutriente es esencial para la formación enzimática de la tiroxina, sin la cual puede causar retraso mental a cualquier edad, especialmente durante la infancia. La sal y los mariscos son las mejores fuentes de yodo dietético.

Hierro: una deficiencia de hierro es común, especialmente en las mujeres. Fatiga, letargo, irritabilidad, falta de atención, disminución del coeficiente intelectual y apatía se observan en individuos con deficiencia de hierro.

La fluidez de las membranas se endurece en individuos con deficiencia de hierro. La carne magra y el pescado son las mejores fuentes de hierro.

Folato: Los niveles bajos de folato (también llamado ácido fólico o vitamina B9), se hipotetizan como tóxicos para el cerebro y causan atrofia cerebral.

Esto es especialmente frecuente en la corteza cerebral de pacientes con enfermedad de Alzheimer. Los niveles de folato también se han asociado con efectos positivos en el estado de ánimo.

Ácidos grasos esenciales. No pueden ser sintetizados por el cerebro y, por lo tanto, son una parte "esencial" de nuestras dietas.

Es importante destacar que la ingesta de ácidos grasos está asociada con el desarrollo auditivo y visual.

El ácido docosahexaenoico es un ácido graso omega-3 esencial necesario para la neurogénesis normal y la función neurológica.

La ingesta de ácidos grasos es especialmente importante para las vías de señalización visual. El consumo de altos niveles durante la infancia se asocia con un mejor desarrollo visual.

Las actividades físicas contribuyen a la salud del cerebro

El ejercicio ayuda a la memoria y al pensamiento a través de medios tanto directos como indirectos.

Los beneficios del ejercicio provienen directamente de su capacidad para reducir la resistencia a la insulina, reducir la inflamación y estimular la liberación de factores de crecimiento.

Por ejemplo las sustancias químicas en el cerebro que afectan la salud de las células cerebrales y el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en el cerebro.

El ejercicio mejora el estado de ánimo y también el sueño, reduce el estrés y la ansiedad. Los problemas en esas áreas algunas veces causan el deterioro cognitivo.

Diversos estudios sugieren que todas las partes del cerebro que controlan tanto el pensamiento como la memoria, tienen mayor volumen en las personas que hacen ejercicio.

Más emocionante fue cuando se descubrió que participar en un programa de ejercicio de intensidad moderada, durante seis meses, se relacionaba con un aumento en el volumen de las regiones del cerebro seleccionadas.

La actividad física ayuda a aliviar la depresión. El ejercicio es tan eficaz que puede ayudar a tratar el trastorno depresivo mayor.

De hecho, investigadores hacen pautas clínicas, para la "dosis" de ejercicio que los médicos deberían recomendar a pacientes para obtener efectos antidepresivos.

Mejora la memoria. Aumenta el ritmo cardíaco, mejora el flujo de sangre al cerebro, lo que facilita el mejoramiento de la memoria y la función cerebral en general.

En un estudio que examinó la estructura cerebral antes y después del entrenamiento, los investigadores encontraron aumentos en el volumen cerebral en varias áreas, después de que los participantes se pusieran sudorosos.

Luego de seguir todos estos tips para mantener su salud cognitiva, complemente con la ingesta de MetaMente formulado para una mente saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *