Té de Valeriana en vaso de vidrio con raíces, hojas y flores.

9 Plantas medicinales contra la ansiedad y depresión

9 Plantas medicinales contra la ansiedad y depresión

Última actualización: 26-05-2019. Equipo Nutricioni

Ansiedad y depresión, pueden manifestarse juntas a pesar de que son afecciones muy diferentes; pero la realidad es que prácticamente ambas tienen tratamientos similares, los llamados medicamentos calmantes y antidepresivos.

Y hablamos de medicación en el momento en que la tristeza que caracteriza a la depresión o la intranquilidad y angustia que caracterizan a la ansiedad, se transforman en entes que impiden el normal desenvolvimiento de la persona en el entorno.

Cuando estas sintomatologías se hacen intensas y constantes conllevando a que la persona experimente miedos, ansiedad generalizada y hasta crisis de pánico.

Es que normalmente todos tenemos en algún momento sentimientos de tristeza o de desánimo en forma normal y como respuesta a fracasos, situaciones de pérdida o dificultades que conlleva el vivir en el mundo actual.

Pero cuando estas clínicas persisten y se intensifican es necesario indicar tratamiento médico con fines relajantes, sedantes y tranquilizantes, ya que probablemente se esté sufriendo de una depresión clínica o de alguno de los trastornos de ansiedad.

Concomitantemente se espera que la persona reciba algún tipo de asesoría psicológica o psiquiátrica que le ayude a evitar de nuevo estas afecciones.

Es decir que la terapia de tipo conductual o psicoanalítica será parte del tratamiento cuando los problemas de ansiedad y depresión se presenten.

Hoy en día las investigaciones con plantas o vegetales han revelado que existen una cantidad notable de ellas que tienen efectos importantes para el control de las emociones patológicas como el estrés, el miedo y las depresiones.

De allí que parte importante del tratamiento para las reacciones de ansiedad y las depresiones pueda ser a base de plantas medicinales como la Hierba de San Juan, el Gingko Biloba, la Vinca minor y la Bacopa monnieri, por poner algunos ejemplos.

Ellas se consiguen en preparados de excelentes composiciones que las contienen productos para esos fines, como es el caso del suplemento para la salud cerebral MetaMente.

Este producto combina muchas de estas plantas con vitaminas y minerales que ayudan al funcionamiento del sistema nervioso pero que le da al paciente protección para mantener sus funciones cognitivas.

Trastornos emocionales muy complejos

Estas problemáticas donde están implicadas las emociones también tienen problemas con el pensamiento y la conducta.

La ansiedad es un alerta, una serie de reacciones de alerta del organismo que se da ante un peligro o una amenaza futura.

El organismo genera en respuesta una serie de reacciones orgánicas que le preparan para la huida o la lucha ante estos estímulos amenazantes.

Lo problemático radica cuando las respuestas son intensas o desproporcionadas en relación con la causa que las desencadena, o se prolongan demasiado en el tiempo.

Enseñar al cuerpo a que cree habilidades para modular estas respuestas como temblor, agitación, sudoración, palpitaciones y otras más, es parte importante del tratamiento.

Mientras, se ayuda a que el sistema nervioso baje la intensidad mediante sustancias relajantes o sedativas.

Llama la atención las manifestaciones psicológicas como son la falta de concentración y atención, la hipervigilancia centrada en una situación u objeto, la aprehensión, la irritabilidad y la inseguridad.

El mantener el pensamiento en el estímulo conlleva a la sobrevaloración del mismo, desvalorización de los recursos propios, con crecimiento exagerado del riesgo.

La depresión en cambio es una reacción de disminución de la valía, la falta de estímulos, la ausencia de motivaciones.

Con esta enfermedad se pierde la capacidad de disfrute y de obtención del placer, lo que hace que se pierda interés en el mundo en forma paulatina.

Ambas pueden presentarse en conjunto constituyendo lo que se ha denominado las depresiones mayores.

Y todas estas afecciones son necesariamente causales para el tratamiento médico psiquiátrico o de psicología debido a la incapacidad que generan en la persona.

Existen muchos trastornos de la ansiedad dependiendo de las causas que generan la reacción de alerta o de defensa; y de allí las diferentes clasificaciones de estos trastornos.

En ellos se pasean el miedo y el pánico, conjuntamente con los pensamientos patológicos como parte importante de la clínica.

¿Tratamientos naturales?

Estas patologías hoy en día pueden pasar por alto en las primeras etapas debido a que vivimos en situaciones normales de estrés que terminan enmascarándolas.

Presionados por la labor y las preocupaciones diarias los seres humanos tendemos a manifestar estrés, ansiedad y depresión.

Sin embargo, no todos tendemos a acudir al médico o al psicólogo ante estas manifestaciones.

Pero muchos logramos controlarlas mediante reajustes de vida, cambios de hábitos y el uso de recursos nutricionales como una dieta balanceada y de suplementos vegetales que ayudan bastante a solventar estas sensaciones o manifestaciones físicas.

Incluso, suplementos notablemente estudiados y de comprobada eficacia clínica se usan para elevar los neurotransmisores del bienestar y lograr así buenos efectos antidepresivos.

Lo importante para el control de estas situaciones de estrés, así como los problemas que conlleva el padecer de trastornos de la ansiedad y de depresiones, es el buscar métodos que nos permitan tener un nivel de salud integral satisfactorio.

La dieta colmada de nutrientes necesarios para que el sistema nervioso y el aparato cardiovascular se fortalezcan, así como la producción de neurotransmisores sea adecuada mediante el mantenimiento incluso de nuestro sistema digestivo.

El ejercicio físico como parte integral de un ritmo de vida que nos haga fuertes a nivel del corazón y las arterias y mantenga así un nivel de oxigenación de los tejidos orgánicos.

También la práctica de actividades para el control emocional y la creación de hábitos del pensamiento o de la cognición que nos permita hacerle frente a las adversidades.

Y por último, utilizar la naturaleza como parte de la medicación y el soporte para el control de las reacciones corporales ante los estímulos fuertes y amenazantes del entorno.

Pero concentrémonos en unas plantas que son de gran utilidad y que han manifestado efectos beneficiosos para combatir y hasta prevenir los trastornos de la ansiedad y las depresiones.

Esto nos dará la ventaja de evitar recurrir a la gran cantidad de sedantes, sustancias psicotrópicas y hasta de hábitos dañinos como el alcohol y el tabaco, que muchas veces son usados para calmar estas reacciones molestas.

Gingko Biloba

Es parte importante de la composición de productos para la salud nerviosa y para la oxigenación de todos los órganos nobles del cuerpo, como en el preparado MetaMente; este vegetal ya es de difusión universal si se quiere.

Las hojas de este árbol están cargadas de fitoquímicos como las flavonas quercetol, kenferol; lactonas como los ginkgólidos y otros fitoesteroles que son neuroprotectoras y que fungen como vasodilatadoras a nivel periférico o en las terminaciones arteriales.

Esto, definitivamente hace que sea uno de los oxigenantes más utilizados en la actualidad y que sea parte importante de la composición de muchos medicamentos para mejorar las funciones cerebrales.

Pero también son antiagregantes plaquetarios que se usan para la prevención de los accidentes cerebrovasculares.

Es utilizado en los procesos depresivos, sobre todo en los adultos mayores debido a que se sabe que estas afecciones en ellos están relacionadas a la baja oxigenación, es decir, a la insuficiencia vascular cerebral.

Conjuntamente el Gingko Biloba genera un aumento de neurotransmisores que se encuentran bajos en la depresión como son la serotonina.

Pero es en la actualidad considerado una gran opción para combatir la depresión asociada a los factores neurodegenerativos o de la vejez, aunque están estudiándose los efectos del mismo en cualquier tipo de depresión.

Ayuda a potenciar la memoria; y estudios clínicos en muchas instituciones de salud alrededor del mundo así lo demuestran, aunque muchas veces no están considerados estudios concluyentes.

Como sea que el Gingko biloba ha demostrado un aumento de las actividades cognitivas de atención, concentración y memoria en quienes lo consumen regularmente hasta en un 9 a 15%

Esto es independientemente en relación a importancia que se le atribuyan estos efectos al aumento del riego sanguíneo cerebral o a sus efectos directos de los fitoquímicos que contiene.

Lo cierto es que actualmente esta famosa planta es parte importante y cada vez más global, de los tratamientos para los estados depresivos a cualquier edad, para los problemas de degeneración cerebral por la edad y demencias.

También para los trastornos de ansiedad por fobias y para demencias y los trastornos por déficit de atención.

Té de Valeriana en vaso de vidrio con raíces, hojas y flores.

Valeriana y Pasiflora, sedantes y para el sueño…

La Valeriana, es un planta que prácticamente todos conocemos y que alguna vez hemos utilizado para lograr conciliar el sueño.

Esta planta para muchas personas es efectiva para la relajación muscular en casos de mucho estrés, en las contracturas por lesiones o movimientos bruscos.

Pero la verdad es que tiene efectos sedativos que relajan la musculatura y ayudan a inducir debido a esto, al sueño normal y placentero.

Gracias a sus efectos relajantes es indicada para los trastornos de la ansiedad, pues tiene efectos sedativos en la actividad cardíaca, la respiración y conlleva al descanso.

Para los procesos depresivos, esta maravillosa planta ayuda con sus fitoquímicos y sus antioxidantes a la producción normal de neurotransmisores cerebrales como la serotonina.

E impide la producción de catecolaminas generadoras de ansiedad y de intranquilidad.

Uno de los productos naturales utilizados en la hipocondría que es un tipo de fobia y para los dolores de cabeza.

El aceite esencial de valeriana que se obtiene a partir de la raíz de la planta es muy utilizado en la aromaterapia con fines sedativos.

La Pasiflora por su parte es igualmente utilizada para la inducción del sueño y para mitigar los síntomas de la ansiedad y la angustia.

Tal vez el uso más conocido es en los problemas de ansiedad y depresión en niños y adolescentes.

Para ellos existen preparados en el mercado en forma de jarabes, gotas y elixires que se encuentran en cualquier farmacia del mundo.

Lo que se ha visto desde hace mucho tiempo, incluso desde la época de los incas y los aztecas, ha sido sus beneficios para devolver la tranquilidad, la vitalidad y evitar la fatiga muscular.

Esta flor, pues es la flor de la planta que nos produce la fruta de la pasión, se utiliza como analgésico, antiespasmódico pues tiene la capacidad de relajar cualquier tipo de fibra muscular incluyendo las lisas, y como un antimicrobiano natural.

Las afecciones en las que se utiliza van siempre relacionadas con los trastornos del sistema nervioso.

Bacopa monnieri, la planta para la inteligencia

Esta planta, una hierba realmente; se ha utilizado desde hace más de mil años en el oriente como un solución para mejorar la memoria, la vitalidad y el rendimiento.

Es uno de los principales componentes de productos del mercado para la salud nerviosa tan importantes como el preparado MetaMente que antes hemos mencionado.

Claro que este producto está realizado en base a plantas medicinales de efectos beneficiosos a nivel del cerebro como el gingko biloba, que ya hemos expuesto, y además con vitaminas y minerales que ayudan a la función neuronal.

Esta planta, la Bacopa, contiene fitoquímicos que se han determinado que son nootrópicos, es decir, sustancias que se han caracterizado por elevar las funciones cognitivas del cerebro como la atención, la concentración, la memoria y la inteligencia.

Esos fitoquímicos han sido cuantificados en más de doce, conocidos como bacósidos, los cuales son muy parecidos a nivel de estructura química.

La Bacopa monnieri tiene grandes efectos antioxidantes que ayudan a proteger del daño oxidativo a las neuronas, sobre todo el daño provocado por la degeneración de los ácidos grasos en esas células nerviosas.

Esta planta tiene el poder de impedir la degradación de la acetilcolina efectuada por la enzima acetilcolinesterasa; y esto es el mismo mecanismo de acción de los fármacos que se utilizan para controlar la enfermedad de Alzheimer.

La acetilcolina al igual que la serotonina son neurotransmisores que disminuyen en forma alarmante también en las depresiones.

Con respecto a los estados ansiosos, esta planta puede tener efectos tranquilizantes o al menos que permitan que mejoren los procesos del razonamiento.

Toda posibilidad de mejorar la apreciación que se tiene de los estímulos que creemos son amenazantes en proporciones irreales, mejorará cualquier cuadro de ansiedad o fobia.

El tratamiento para la ansiedad y depresión debe incluir esta planta ya que al igual que el gingko biloba, aumenta el riego sanguíneo cerebral.

La Manzanilla y el Tilo como infusiones

Hemos escuchado miles de veces hablar de la manzanilla en nuestros propios hogares.

Esta hermosa planta de flores intensas y abundantes ha sido parte de nuestras elecciones médicas  culturales para trastornos digestivos, inflamatorios y del “mal sueño”.

La manzanilla tiene tantos efectos beneficiosos que ya no sabemos desde qué momentos forma parte de la despensas de nuestros hogares, y es una de las primeras alternativas que usamos para los problemas de ansiedad e insomnio.

Ella es fuente de numerosos fitoquímicos que aportan nutrientes al organismo, por eso, es recomendable que se consuma, sobre todo en forma de infusiones, como parte de la alimentación, en casos de depresión.

Es digestiva, diurética suave, antiinflamatoria, antiespasmódica, por lo que es analgésica y este efecto verifica su poder de relajación muscular que tiene; y además, ayuda a bajar los niveles de colesterol y triglicéridos sanguíneos.

El único problema en esta planta es que puede ayudar a los medicamentos anticoagulantes y puede aumentar el riesgo a sangramientos.

Hay que estar pendientes con las personas alérgicas al polen cuando preparan y consumen los tés de manzanilla pues ella es más flores que otra cosa cuando la utilizamos para infusiones.

El Tilo, también llamada tila, es igualmente consumida como la manzanilla en forma de infusiones, y su gusto es tan amplio a nivel mundial que estas plantas forman parte de nuestra cultura de consumos de tés.

Pocos saben que además del sabor que como té nos ofrece el tilo es un relajante muscular por excelencia, que actúa sobre cualquier tipo de fibra muscular.

En los dolores cólicos y en las crisis de presión arterial elevada, esta planta ayuda a relajar las paredes arteriales e intestinales bajando la tensión y calmando el dolor.

Desde hace muchos años es parte de las infusiones que tomamos para calmar los nervios, bajar la presión arterial, inducir al sueño tranquilo y relajado.

Al igual que la manzanilla es rica en antioxidantes y fitoquímicos que estimulan la producción de neurotransmisores del bienestar, así que también tiene efectos antidepresivos.

Efectos de la Vinca y la Hierba de San Juan

La Vinca minor es una planta que últimamente se ha dado a conocer gracias a los efectos que sobre la enfermedad del Alzheimer se  han demostrado; y aunque a nivel científico aún no se dé una opinión sólida, su uso en esta patología ha aumentado.

Sus efectos son instantáneos en lo referente a aumentar el riego sanguíneo cerebral gracias a la vincamina que se obtiene de los alcaloides de esta planta.

De la vincamina se obtiene la vinpocetina que es un vasodilatador y activador de las funciones cerebrales que es parte de la farmacología usada en neurología actualmente.

De la Vinca se ha dicho que es capaz de regenerar ciertas células que forman parte del funcionamiento del sistema nervioso y que debido a esto es que se ven las mejorías en los procesos cognitivos del paciente que la consume.

Es por eso que en los actuales momentos ha cobrado mucha importancia en neurología y en psiquiatría donde podría ser parte de los tratamientos para la ansiedad y depresión.

Tanto la Vinca, representada en la vinpocetina, como la Hierba de San Juan, están presentes en la composición del efectivo producto MetaMente que está pensado para favorecer las funciones cerebrales y para contrarrestar síntomas depresivos y de ansiedad.

Por otra parte, el Hipérico de San Juan o Hierba de San Juan, es una hierba utilizada desde hace miles de años; y existen escritos griegos antiguos como los de Dioscórides que dejó gran cantidad de datos sobre ella.

En los actuales esquemas terapéuticos para combatir la depresión se involucra a la Hierba de San Juan por tener efectos similares a los antidepresivos químicos de los que dispone la ciencia médica.

Los principios activos de la planta son fitoquímicos de tipo flavonoides, taninos como la hipericina y la hiperforina.

Igualmente posee aceites esenciales que permiten utilizarla en la aromaterapia y para la elaboración de aceites completos para tratar la ansiedad y la depresión.

Para la depresión aporta una serie de precursores de neurotransmisores, y para la ansiedad se ha comprobado que tiene efectos sedantes, inductores del sueño y mejora la intranquilidad notablemente.

Lavanda, la diosa de la aromaterapia

Para finalizar, no podemos dejar de hablar de una maravilla de la naturaleza, un regalo que el reino vegetal nos ha dado y que a pesar de que sus efectos han sido tomados como suaves, son tan efectivos que debería formar parte de nuestras despensas.

Esta planta, la lavanda, es la diosa de la aromaterapia, su aceite esencial ha sido catalogado como el rey de los aceites esenciales vegetales, no solo por sus beneficios propios sino porque potencia la acción de otros aceites medicinales.

Los efectos sedativos se le han descrito desde hace cientos de años, ya que se ha utilizado para la intranquilidad, el insomnio, las ideas “raras” y para el pensamiento negativo.

Efectos que aún hoy en día resultan efectivos para calmar la ansiedad y los miedos, así como los trastornos del sueño que ocasionan las depresiones.

Pero la lavanda tiene dos efectos igualmente importantes en la medicina actual, su uso como antiséptico es importante, sobre todo para tratar heridas y lesiones superficiales, además que otorga una desinflamación de la zona.

Conjuntamente esta planta es antiparasitaria e incluso tiene poder antiviral acortando los períodos de infección vírica en el organismo.

Y el otro efecto es el analgésico, y es por eso que es una de las plantas a las que se recurre para calmar los dolores articulares, los musculares y los dolores de cabeza.

Conocer todo lo que podamos sobre el tratamiento y la prevención de la ansiedad y depresión como entidades patológicas nos ayudaría a evitar que las incidencias mundiales de estas aumente.

Dentro de los problemas de salud mental representan ambas hasta el 8% de la pérdida de calidad de vida en la población en general.

Y ocupan del 12 al 15% del total de las patologías neuropsiquiátricas en los países industrializados.

No en balde la Organización Mundial de la Salud, OMS, ha previsto que para el año 2020, el próximo; de ellas, las depresiones ocuparán la tercera causa de morbilidad general en el mundo entero.

Lo que las posicionará como las enfermedades más frecuentes al lado de las cardiovasculares y los accidentes de tráfico.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *