Imagen en vista superior con alimentos que contienen vitamina C

25 beneficios que la vitamina C aporta a nuestro organismo

25 beneficios que la vitamina C aporta a nuestro organismo

Última actualización: 16-02-2019. Equipo Nutricioni

Imagen en vista superior con alimentos que contienen vitamina C

¡No se puede tapar el sol con un dedo! Para muchos, es bien conocido que las vitaminas son una fuente de refuerzos para el organismo. Entre ellas la vitamina C se destaca por su amplia gama de beneficios.

¿Te has sentido alguna vez sin ánimo y débil, aunque hayas comido? No necesariamente estas enfermo. Puede que requieras de vitamina C, ya que esta actúa de múltiples maneras para el buen desarrollo de nuestro organismo.

La vitamina C tiene una gran incidencia en las diferentes funciones de nuestro cuerpo entre ellas en el crecimiento celular, la circulación sanguínea, y favorece el sistema inmune.

La deficiencia de la misma repercute negativamente en el estado físico y mental del individuo.

En vista de la gran repercusión que puede tener la falta de vitamina C en el organismo, debemos tener presente su importancia y la diversidad de beneficios que nos aporta. A continuación, describiremos sólo algunos de ellos. Descúbrelos.

La vitamina C y su relación con el sistema óseo. Es interesante que la vitamina C en el organismo favorece el desarrollo normal de los huesos. Reduce positivamente el deterioro de los mismos y por ende disminuye la fragilidad y las fracturas.

Estudios realizados avalan el uso de suplementos con vitamina C en combinación de terapias de reemplazo de estrógeno y calcio, en especial para mujeres postmenopáusicas.

En tal sentido, Articagos es un verdadero aliado pues minimiza el dolor de osteoartritis y la artritis reumatoidea siendo estas enfermedades más comunes en las mujeres.

Por otro lado, por contener vitamina C, reduce el proceso inflamatorio de la artritis lo que, a su vez minimiza la fricción y el dolor que esto genera, ya que elimina los radicales libres.

También, interviene en la producción de colágeno en la matriz ósea lo cual es de suma importancia pues la falta de éste es la razón del desarrollo de las patologías óseas.

Pierde peso con la ayuda de la vitamina C

Llama la atención que un organismo con suficiente vitamina C puede quemar más de un 30% de grasa durante una ejercitación moderada.

Así mismo, la vitamina C actúa directamente en la reducción de la acumulación de grasa. Además, controla la hormona leptina responsable de regular el hambre.

En varios análisis y estudios realizados con seguimiento de varios años, se ha comprobado la relación intrínseca de la vitamina C con la reducción de peso.

De allí que recomiendan tomar esta vitamina en forma de suplementos. Esta brinda protección ante los efectos de una dieta rica en grasas.

Articagos es u n producto diseñado con múltiples vitaminas como la A, la E, las del grupo B y la vitamina C.

Además, entre su amplia variedad de ingredientes con altas propiedades curativas, también contiene sulfato de glucosamina que incide en la pérdida de peso.

Si eres una persona deportista, te conviene saber que el suplemento Articagos, ayuda a las personas con bajos niveles de vitamina C a reforzar su rendimiento físico.

Su acción disminuye el daño que pueden ocasionar los radicales libres ocasionados durante el ejercicio.

También, el efecto positivo considerable que genera contrarresta el daño que pueden sufrir los músculos durante el tiempo de ejercitación.

De la misma manera contribuye a la reducción de la fatiga propia de la actividad deportista.

Por lo tanto, seas un deportista o no, necesitas de una cantidad adecuada de vitamina C en tu organismo, ya que eso te permitirá el buen desarrollo de las diversas funciones. La pérdida de peso mejora la autoestima y la perspectiva de vida.

¿Realmente ayuda la vitamina C a reforzar el sistema inmunológico?

No cabe duda que sí. La vitamina C contribuye a reforzar el desenvolvimiento y funcionabilidad de los diferentes tipos de glóbulos blancos. Así mismo, minimiza favorablemente la presencia de los virus.

Esto es verdaderamente importante, pues el déficit de vitamina C es causado por la presencia de muchas infecciones.

Está claro que la acción positiva de la vitamina C en el organismo contribuye enormemente a contrarrestar los efectos nocivos del resfriado común y las gripes.

No solo refuerza las defensas antibacterianas, también es un poderoso aliado para reducir los episodios de resfriados en situaciones estresantes acentuadas.

Se ha comprobado que la acción positiva de la vitamina C mengua los sucesos recurrentes de neumonía.

Por otro lado, reduce la duración, así como la gravedad de las infecciones respiratorias, presentes generalmente en personas que practican el deporte de natación.

Recuerde que todo lo que nos rodea puede contener virus y el agua no se escapa de ello.

De la misma manera se ha demostrado que la vitamina C tiene una alta incidencia en la erradicación de la bacteria Helicobacter pylori.

Por ejemplo, en pacientes tratados con esta vitamina han visto sus efectos en más del 30% de los casos. La vitamina C es fácil de conseguir especialmente, en una gran variedad de frutas.

Un aspecto importante de la vitamina C, es que esta no es producida por el cuerpo por sí solo, ni tampoco el organismo es capaz de almacenarla.

Por lo que se requiere de una buena alimentación que la contenga y de suplementos que permitan aumentar y fortalecer las funciones principales.

Efectos de la vitamina C en la producción de colágeno

Primeramente, hay que destacar que el colágeno es una proteína de vital envergadura para la formación y construcción del tejido conectivo en todo el cuerpo.

Entre ellos se encuentran los tendones, la piel, los ligamentos, los cartílagos, los órganos y los vasos sanguíneos. Es decir, todo aquello que tenga forma sólida en el organismo, se dice que tiene colágeno.

¿Qué tiene que ver la vitamina C? Muchísimo, ya que es la que permite la mayor producción de colágeno. Esto es importante porque el colágeno es la proteína con más abundancia en el cuerpo. El buen desarrollo y funcionamiento de los órganos y demás tejidos dependerá de que la vitamina C produzca suficiente colágeno.

Es natural que a medida que se avanza en edad o el organismo sometido a exigencias físicas o emocionales ocurra desgaste de los tendones, las articulaciones y los cartílagos. Sin embargo, no tienes porque desesperarte, éste proceso puede prevenirse de varias formas.

El consumo de elementos nutricionales que intervienen en el aumento de la producción de colágeno, reduce en gran medida los efectos naturales de desgaste de los tejidos.

Entre esos trientes se pueden mencionar el sulfato de glucosamina y el sulfato de condroitina. Ambos nutrientes forman parte del Articagos.

Otro ingrediente que contiene este formidable suplemento es el Cartílago de tiburón, conocido como uno de los principales beneficios para las articulaciones.

Sus valiosas bondades actúan como antioxidantes y como antiinflamatorias, esto permite que la persona pueda llevar una vida plena.

Es necesario saber que una importante baja de vitamina C en el organismo puede intervenir de forma negativa en la maduración del colágeno, lo que conlleva al desgaste y menoscabo de las paredes de los vasos sanguíneos y hemorragias.

Efectos positivos de la vitamina C contra el cáncer

Célula cancerosa en el organismo

Algunos estudios arrojan que la vitamina C en dosis considerables pueden contrarrestar el cáncer. Increíblemente, que altas dosis de vitamina C inhiben las células del cáncer.

Actúa acumulándose en las células cancerígenas produciendo un efecto pro-oxidante, llevándolas a la muerte, entre ellas el de páncreas, la leucemia y el mesotelioma.

Así mismo, para reducir el riesgo de padecer de cáncer gástrico recomiendan una alimentación que contenga alta concentración de vitamina C.

Por otro lado, se comprobó que consumirla antes de aparecer el cáncer de mamas reduce el riesgo de padecerlo. Su incidencia fue más observable en mujeres mayores de 65 años.

En el caso del sexo masculino, se dice que los hombres con escasos niveles de vitamina C corren un riesgo mayor al 62% de padecer algún tipo de cáncer.

En tal sentido, la vitamina C minimiza el dolor y los efectos tóxicos que producen ciertos elementos de la quimioterapia contra el cáncer.

Su acción reduce el estrés oxidativo y alivia síntomas como la fatiga, insomnio y la falta de apetito.

En lo referente a la acción de la radioterapia en pacientes con cáncer de hueso, la vitamina C se distingue por reducir el dolor hasta en un 55%.

Se puede decir que mejora la calidad de vida de estas personas, ya que mengua el dolor y el uso de analgésicos en casos de quimioterapia y radioterapias.

Ante tales perspectivas, fue diseñado Articagos, con importantes propiedades que brindan una fórmula paliativa y en muchos casos curativas de dolencias diversas.

Su practicidad se obtiene en una sola cápsula que contiene lo necesario para aliviar las dolencias y mitigar los procesos inflamatorios.

Descubra los beneficios de la vitamina C ante la depresión

La comunidad médica ha observado mediante numerosos estudios realizados, que la vitamina C mengua los efectos nocivos que producen los síntomas depresivos en niños y adultos.

Incluso mejora significativamente el estado de ánimo de las personas sanas.

Su medición en trabajadores en jornadas rotativas que estaban en estado de depresión, se observó que la vitamina C, logró minimizar los síntomas de la depresión.

Contrario a esto, una baja de vitamina C incrementó los síntomas en las personas mayores.

En vista de lo anterior, se hace necesario mantener los niveles apropiados de vitamina C en el organismo para lograr la transformación de los neurotransmisores dopamina y noradrenalina. Esta transformación permite la regulación de los cambios de humor y de la depresión.

Los estudios también han revelado que una baja en los niveles de vitamina C conlleva a incrementar los tediosos síntomas de la depresión.

Por otro lado, incrementa la acción eficaz de los fármacos antidepresivos.

En numerosos casos se ha observado una disminución considerable de los síntomas depresivos en pacientes tratados con vitamina C.

La depresión, la ansiedad y el estrés pueden presentarse en un momento dado y generar trastornos. Cabe preguntarse ¿Ayuda la vitamina C en pacientes con desordenes hormonales? Ciertos estudios relacionan la vitamina C con niveles altos de progesterona. Esta hormona estimula el folículo en mujeres premenopáusicas sanas.

Así mismo, se conoce que la vitamina C contribuye a incrementar la disponibilidad de otros nutrientes en el organismo tal es el caso de la vitamina E y el hierro.

La vitamina C también es responsable de inhabilitar la producción de cortisol, lo que hace posible la disminución del estrés.

Por otro lado, esta vitamina interviene en gran cantidad de reacciones enzimáticas de gran relevancia.

Entre ellas están las que tienen que ver con la síntesis de la noradrenalina, los aminoácidos, el cortisol, la carnitina y algunas hormonas peptídicas.

Para el buen funcionamiento cerebral, vitamina C

Para muchas funciones trascendentales del cerebro, la vitamina C desempeña un papel primordial. Contribuye a la limpieza de elementos reactivos de oxígeno, interviene en la neuromodulación y en la formación de nuevos vasos sanguíneos en el cerebro.

La importancia de la vitamina C en el buen funcionamiento del cerebro radica en que el cerebro la retiene a costa de otros tejidos con una baja extrema de vitamina C.

Es decir, el cerebro puede almacenar 100 veces más que otros órganos como el riñón y el hígado que requieren de gran cantidad de la misma.

Otra función importante de la vitamina C en el cerebro es que controla los neurotransmisores. Además, está relacionada en la transmisión de señales a través del sistema nervioso.

Así mismo, la vitamina C permite el desarrollo de las neuronas ¿Por qué decimos esto? Pues dicha vitamina es vital en los diferentes procesos que pasa la neurona.

Está presente en la maduración, en la diferenciación y en la formación de la mielina, que envuelve protectoramente los axones de las neuronas.

La vitamina C se considera un preventivo ante el daño neuronal. Se ha determinado que incita al factor neurotrófico derivado del cerebro.

De esta manera actúa como un verdadero mecanismo de defensa para él.

De la misma forma, la vitamina C es un pilar fundamental en conservar el buen funcionamiento de los diferentes procesos del sistema cardiovascular.

Naturalmente, esto incide de manera directa en el buen desarrollo cerebral.

Una sola vitamina para diferentes problemas de salud

Está claro que el mundo que nos ha tocado vivir se caracteriza por una constante lucha para alcanzar una salud estable.

Cuando la comunidad médica logra erradicar algunas enfermedades, luego aparecen y reaparecen otras, lo que dificulta cada vez más llevar a cabo una vida plena.

De allí que se necesita cada vez más elementos seguros y económicos al alcance de todos, para enfrentar las diferentes dolencias y afecciones que afectan a la población. Ante tales exigencias la vitamina C se presenta como una alternativa viable. Veamos otros de sus muchos beneficios:

Minimiza los síntomas de fatiga.  Estudios revelan que sustanciales dosis de vitamina C por vía intravenosa logra la reducción de los síntomas de la fatiga en trabajo de oficina.

Retarda el desgaste cognitivo propio de la edad. Una adecuada ingesta de vitamina C mejora las funciones cognitivas en personas mayores. Por el contrario, una persona con deficiencia crónica de vitamina C se relaciona con trastornos neurodegenerativos.

También, se ha visto con preocupación que las personas de la tercera edad que reflejan algunos tipos de demencia, han presentado niveles de vitamina C sustancialmente bajos. Por otro lado, consumir diariamente vitamina C reduce el riesgo de padecer de Alzheimer.

Mejora la presión arterial. En estudios realizados se pudo comprobar que la vitamina C redujo de manera sustancial la presión arterial sistólica y la diastólica en personas con hipertensión.

Mejora las mitocondrias. Estas son diminutas centrales de energía del organismo. La vitamina C le brinda protección a esta membrana y al ADN del daño oxidativo.

Contribuye a evitar accidentes cardiovasculares. Isquemia o accidente cardiovascular se produce cuando el riego de sangre al cerebro no es suficiente. En este momento, una alta concentración de vitamina C se incrementan minimizando los riesgos.

Importante durante el embarazo. Los bebés nacen con mejor peso durante su gestación su cerebro requiere mayor cantidad de vitamina C protegiendo la densidad y maduración neuronal.

La vitamina C en acción, nos sorprende cada vez más

Son numerosos los campos de la salud en la que la prodigiosa vitamina C nos sorprende, ya que interviene en las diversas funciones de nuestro organismo.

Vale la pena incluir en nuestra dieta alimenticia elementos que tengan alto contenido de vitamina C. Veamos otras razones de porqué es importante:

 Trae beneficios después de una cirugía. Después de una cirugía los niveles de vitamina C disminuyen considerablemente.

Se observa que, en cirugías gastrointestinales sin complicaciones, la suplementación con vitamina C sigue siendo una buena opción para reducir el estrés oxidativo.

Beneficia la salud de la piel. Al aplicar la vitamina C de forma tópica actúa como terapia de rejuvenecimiento, ya que interviene en la síntesis del colágeno. En otros campos la vitamina C también se utiliza como tratamiento para el melasma y la hiperpigmentación.

Contribuye al buen funcionamiento del flujo sanguíneo. Una buena dosis de vitamina C ayuda a restaurar las variaciones del flujo sanguíneo producidos por elementos reactivos.  Refuerza las defensas antibacterianas, estimula la síntesis del colágeno y la generación de nuevas células. Contribuye a revertir el endurecimiento de las arterias es su etapa más temprana.

Incrementa la frecuencia de las relaciones sexuales. Dosis considerables de vitamina C contribuye a mejorar el estado de ánimo y aumenta la asiduidad de las relaciones.

Se ha comprobado que mejora la motilidad y la estructura del esperma en los hombres, lo que les permite aumentar su tasa de fertilidad.

En vista de los aspectos mencionados anteriormente con relación a los altos beneficios que nos aporta la vitamina C, los creadores de Articagos, nos presentan todo en una sola cápsula. Contribuye a revertir el proceso inflamatorio disminuyendo el dolor.

Además, permite la recuperación de los dolores ocasionados por la osteoporosis y la artritis reumatoidea.

Su fórmula induce a la regeneración de las células osteoarticulares y a su vez promueve la producción de cartílago, generando en el organismo una sensación de bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *